Pan de tomate seco y albahaca

pan-tomate-albahaca

Aquí va la segunda entrada. Mi idea es poner una entrada semanal, así que por ahora vamos bien. Aunque la semana que viene nos vamos de vacaciones y voy a incumplir, pero espero que me perdonéis.

Esta semana he hecho un pan con tropezones. El otro día vi tomates secos en el Mercadona y me acordé del último libro que me compré “Panes Creativos” de Daniel Jordá y Alvaro Castro. Viene una receta de pan con tomates secos y albahaca, así que, manos a la masa. El libro divide las recetas según la comida para la que son apropiados y este está en la sección “Panes para el brunch”. Como nosotros no tenemos brunch, pues me lo llevaré para el almuerzo del trabajo, que viene a ser lo mismo pero de aquí.

Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 500 gr. de harina panadera  ( yo puse 100 gr. de harina molida en molino de piedra )
  • 250 gr. de agua
  • 25 gr. de aceite
  • 10 gr. de sal
  • 10 gr. de levadura fresca de panadería
  • 200 gr. de tomates secos ( puse 160 gr. porque es el peso de dos paquetes de tomates secos )
  • 4 gr. de albahaca seca

Preparación:

Poner la harina en un bol, desmenuzar la levadura y añadir el resto de los ingredientes, excepto los tomates. Amasar durante unos 10 minutos, es una masa bastante seca, así que nos costará un poquillo.

Cuando ya tengamos la masa lista, añadimos los tomates. Para ello, estiramos la masa con las manos, echamos los tomates ( yo los corté por la mitad previamente ) y cortamos la masa por la mitad, poniendo una mitad sobre la otra. Cortamos de nuevo por la mitad y volvemos a poner una sobre la otra. De esta manera hemos repartido los tropezones por la masa. Estrujamos para introducirlos bien en la masa y amasamos un poquito más sin que se nos  desgarre. Parece que hay un montón de tomate, pero si ponemos menos, al crecer la masa nos parecería que hay pocos.

rellenar-pan1rellenar-pan2rellenar-pan3rellenar-pan4

Formamos una bola, dándole tensión y dejamos reposar en un bol, previamente engrasado, durante una hora. Dejamos la parte “fea” hacia abajo para que después al volcarlo nos quede  la parte “bonita” contra la mesa.

Cortamos la pieza en dos trozos y los boleamos. Enharinamos dos banetones ( cestos para fermentar ) y dejamos reposar la masa hasta doblar el volumen ( 1 hora aproximadamente ) tapados. Yo utilizo gorros de ducha, evitan que la masa se reseque y se ajustan al recipiente. También podemos dejarlos reposar en dos cestos enharinados o sobre la encimera cubiertos con un paño.

Calentamos el horno a 220º C . Volcamos los banetones, hacemos unos cortes en el pan y los metemos en el horno y generamos vapor. Podemos hacerlo vaporizando agua con un spray, con unos hielos en una bandeja o, como lo hago yo, con una bandeja con piedrecillas volcánicas de esas de jardín y echándole agua hirviendo.

A los 10 minutos, sacamos las piedras, bajamos la temperatura a 200º C y lo dejamos otros 10 minutos. Como habían quedado un poco pálidos, los he dejado otros 5 minutos con la bandeja más alta para que se dorará un poco la corteza.

Apagamos el horno y lo dejamos otros 10 minutos con la puerta entreabierta para que se seque.

Sacamos el pan, lo dejamos enfriar sobre una rejilla y listo para comer.

Se puede cambiar la albahaca por orégano seco. Acompañado con un chorrito de aceite y un poquito de queso está de muerte.

Bollos de Cardamomo

    bollos-cardamomo1

Bueno, por fin comienzo esta nueva aventura. Aunque llevo mucho tiempo consultando, leyendo y mirando blogs, foros, etc.. nunca me había decidido a participar activamente.
El año pasado me incorporé a los retos del blog “Bake the world” y supongo que ver mis panes publicados ha acabado de decidirme.
Como primera entrada he querido elegir una pieza de bollería porque sobre todo soy golosa y a través de la bollería llegué al pan. Mi primer curso sobre pan fué allá en el año 2008 en  “La Cocina de Babette” con el nombre de “Panes festivos” y con el maestro Ibán Yarza. Curiosamente el último que he hecho también ha sido con Ibán ( “Panes suecos” ) y en el hicimos estos bollos de cardamomo absolutamente increíbles.

    Nunca había utilizado cardamomo antes, es una especia poco común por estos lares, de hecho la compré en una tienda de productos ingleses. Son unas bayas verdes, pero hay que abrirlas, sacar las bolitas de dentro y molerlas ( así que paciencia ). Tiene un aroma increíble que impregna toda la casa.

    La receta, se puede ver en vídeo en la participación de Iban en el programa de David de Jorge de la ETB ( Bollos de cardamomo ) y la reproduzco a continuación:

Ingredientes:

Para la masa:

  • 390 g de harina panadera
  • 210 g 
de leche
  • 75 g de azúcar
  • 75 g
 de mantequilla
  • 12 g de levadura fresca
  • 4,5 g de sal
  • 1 cucharada de postre de cardamomo molido

Para el relleno:

  • 60 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar moreno húmedo ( yo me equivoqué y puse azúcar blanco )
  • 40 g de almendra molida
  • 1 cucharada de postre de cardamomo molido

Para decorar:

  • Huevo batido, azúcar perlado ( yo no puse ).

Preparación:

Fundir la mantequilla en leche caliente. Cuando esté a temperatura corporal se deslíe la levadura. Se incorporan 2/3  de la harina y se revuelve con una cuchara hasta que quede como una bechamel espesa.

Se mezclan el resto de la harina, el azúcar, la sal y el cardamomo y añaden a la masa anterior. Se pasa a la mesa para amasarla hasta que esté lisa y brillante. Se deja fermentar hasta que casi doble el volumen.

Para el relleno, se mezclan todos los ingredientes y se trabajan hasta formar una crema.

Se estira la masa con el rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina y se hace un cuadrado de masa de menos de medio centímetro de grosor.

Se untan 2/3 con una fina capa de la crema de relleno. Se dobla la masa con una vuelta simple de hojaldre y se hacen tiras de masa transversales (por el lado más corto), tendrían que salir unas 12-15, incluso más si la masa es fina. Se dejan reposar 10 minutos y luego se anudan ( con un par de ellos hice unas trenzas ).

Se deja fermentar hasta que doble en volumen, se pincela con huevo y azúcar perlado y se hornea a unos 220º durante 12-15 minutos.

Los dejamos enfriar ( si podemos aguantar ) y a disfrutarlos.

Como me he equivocado en el azúcar del relleno, no me quedará más remedio que repetirlos 🙂 .