Chapata de aceite de oliva y centeno

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy traigo un pan fácil, fácil, para quedar como un experto. No tiene ni prefermentos, ni tropezones, ni harinas raras. La única dificultad que se puede encontrar es manejar la masa al principio, porque está bastante hidratada, pero luego no lleva formado ni historias, así que lo cortamos del tamaño que nos guste y listo. La receta es del libro “Pan en casa” de la panadera catalana Anna Bellsolá.

Yo lo he hecho como mini-chapatas ( algunas no tan mini ). Duran bastante tiempo tiernas, pero como salen bastantes ( como véis salieron 9, pero algunas son muy grandes, podrían salir 10-11 facilmente ) , yo las abrí por la mitad y las congelé; luego las metes directamente del congelador al tostador y como recién hecho.

Vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 900 gr. de harina panadera ( o normal ).
  • 100 gr. de harina de centeno.
  • 700 ml. de agua.
  • 100 ml. de aceite de oliva.
  • 20 gr. de sal.
  • 15 gr. de levadura.

Preparación:

Mezclar las harinas, la levadura, la sal, el agua y la mitad del aceite de oliva en un bowl. Una vez que está ligada, volcar sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada y amasar. La masa está muy hidratada así que se pegará. Utilizar el método fránces de amasado, dejando reposar la masa de vez en cuando ( amasar 5 minutos reposar otros 5 ). Con esta masa si queremos también podemos “amasar” dentro del bowl, plegando la masa como si fuera un paquetito.  Cuando ya está bastante lisa y con fuerza añadimos el resto del aceite, ya sabéis el momento ” a la porra mi estupenda masa” ( tendré que ponerle un nombre a esto ).  Seguir amasando hasta integrar el aceite. Poner la masa en un cuenco untado en aceite, tapar con un film y dejar en la nevera toda la noche ( al menos 12 horas ).

Al día siguiente, enharinar la mesa de trabajo y volcar la masa. Estirarla un poco sin desgasificarla demasiado y dividirla en porciones. En mi caso hice nueve porciones de unos 200 gr. , pero se pueden hacer un poco más pequeñas. Dejar reposar tapadas con un paño durante 30 minutos.

Precalentar el horno a 200º C con la bandeja dentro y las piedras para crear vapor. Introducir las chapatitas con la ayuda de una pala, espátula o utilizando ambas manos como pala sin estrujarlas mucho. Hornear con vapor durante 10 minutos y luego retirar las piedrás. Hornear otros 15 minutos.

Yo hice dos tandas, porque no me cabían todas en una hornada. Para que se sequen bien, las dejé en el horno 10 minutos más después de apagarlo.  Sacar a una rejilla, dejar enfriar y a disfrutar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s