Pan Naan

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De nuevo un  reto  de  “Bake the world“. En este caso, se trata de nuevo de pan plano típico de Asia. El original se hornea en un horno tandoori que obviamente no tenemos, así que se puede hacer en el horno o en la plancha. Después de hornearlos ser untan con ghee que es una especie de mantequilla clarificada, que tampoco tenía, así que usé mantequilla normal.

Hice tres untándolos antes de meterlos en el horno ( dos se ven a la derecha de la foto) y quedaron más planos y crujientes, pero nos gustaron menos. Los otros quedaron abultaditos y se podían abrir para rellenar.

 La receta la he cogido de una de las sugerencias que nos hacían las chicas de “Bake the world” . Es de la colaboración que hace Dan Lepard en “The Guardian” con alguna modificación. No es la receta clásica con yogur, sino que lleva leche de coco ( la verdad es que no se nota mucho el sabor a coco ).

Vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 550 gr. de harina panadera.
  • 200 ml. de agua templada.
  • 200 ml. de leche de coco.
  • 20 gr. de levadura fresca.
  • 2 cucharaditas de sal.

Preparación:

Poner la harina en un bowl y desmenuzar la levadura. Añadir la sal, el agua y la leche de coco e integrarlo todo. Dejar reposar 10 minutos dentro del bowl.

Untar con aceite la mesa de trabajo y volcar la masa. Amasar brevemente, dándole unos plegados y devolver al bowl aceitado. Dejar reposar 1 hora.

Precalentar el horno a 230º C con la bandeja dentro para que se caliente.

Volcar la masa sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada y dividir en porciones de 90 gr. ( si se quiere se pueden hacer más grandes ). Formar bolas y dejar reposar 20 minutos. Estirar con un rodillo, espolvoreando la mesa y las bolas con harina para que no se nos pegue ( pero sin pasarnos ). Poner las tortas en el horno y dejar 8 minutos en una posición intermedia ( yo lo pongo en el segundo rail ) y luego unos 3 minutos un poco más arriba para que queden tostaditas.

Sacar del horno y untar con la mantequilla. Rellenos de queso o para acompañar una salsita están deliciosos.

 

Pan de molde con Tang-Zhong. “EL” pan de molde

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bueno, vuelvo al pan después de tanta repostería.

Y vuelvo con una receta de nombre exótico que os puedo asegurar que es el mejor pan de molde que he comido nunca. No os digo más que las niñas me han dicho que está rica “hasta la corteza”.

El Tang-Zhong es una “papilla de harina” y es una técnica japonesa para darle a las masas de harina de trigo una textura similar a las de harina de arroz. En el blog  “Panarras.com”, os explica la historia y los fundamentos científicos de la técnica. Os recomiendo este blog si tenéis inquietud en los procesos que ocurren en la elaboración del pan desde el punto de vista científico, lo cuenta con profundidad y de una forma muy amena. Os dejo el link a la receta original.

El Tang-Zhong consiste en hacer una papilla de harina, casi como si fuera una bechamel clarita y esto permite tener un pan con una hidratación muy alta. Además aumenta el grado de conservación del pan, normalmente el pan de molde me aguanta una semana, pero los últimos días ya no está muy allá, sin embargo esté, está casi, casi como recién hecho.

Bueno, vamos con la receta.

Ingredientes: ( para un pan de 1 kilo )

Para el Tang-Zhong:

  • 60 gr. de harina panadera.
  • 300 gr. de agua.

Para la masa final:

  • 540 gr. de harina panadera.
  • 108 gr. de agua.
  • 12 gr. de levadura fresca.
  • 10,8 gr. de sal.
  • 60 gr. de leche en polvo.
  • 24 gr. de azúcar.
  • 48 gr. de mantequilla.

Preparación:

Primero preparamos la papilla, para ello, mezclamos la harina con el doble de agua y la disolvemos bien. Añadimos el resto y lo calentamos a fuego lento, sin dejar de remover hasta que alcance una temperatura de 65º C.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tang-Zhong o papilla

Si no tenemos termómetro, hasta que parezca unas natillas claritas sin que llegue a humear. Retiramos, tapamos con un plato y dejamos enfriar.

Os dejo esta foto, pero no sé si se aprecia bien la textura.

Para la masa final, poner en un bowl el tang-zhong con la harina, el azúcar, la leche en polvo y el agua, reservando una pizca para luego disolver la levadura. Mezclar todo hasta que quede bien integrado y dejar reposar tapado durante 20 minutos.

Pasado este tiempo, volcar la masa sobre la mesa de trabajo, añadir la sal integrándola, disolver la levadura en el poco de agua y añadirla a la masa. Queda un poco desastrosa, pero se con paciencia se integra completamente. Amasar durante unos 5 minutos. A pesar de tener un 68% de hidratación, queda una masa ligeramente pegajosa pero no como papilla ( yo no pude utilizar el amasado francés ).  Cuando ya tenemos una masa lisa y suave, añadimos la mantequilla en trozos. Ya sabéis ese momento estupendo en que nuestra bonita masa se vuelve pringosa y desastrosa. Pero bueno, seguimos amasando con paciencia que la cosa se arregla.

Ponemos la masa en un bowl previamente untado en aceite y dejamos levar unas 2 horas. A la hora ( si nos acordamos ) le damos unos plegados dentro del bowl.

Pasado este tiempo, volcar la masa sobre la mesa de trabajo y desgasarla formando un rectángulo. Doblar hacia el centro los dos extremos y luego enrollar dejando un cilindro muy apretado. En este caso, no queremos que el pan tenga agujeros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Engrasar un molde grande ( o dos pequeños ) y poner el cilindro dentro con la junta hacia abajo. Tapar y dejar levar 1 hora y media.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Precalentar el horno a 210º C. Introducir el pan y bajar un poco la temperatura a 190º C. Hornear durante 40 minutos.Si el molde no tiene tapa, controlar que no se queme la parte de arriba, si vemos que se tuesta mucho, taparlo con papel de aluminio.

Desmoldar, enfriar y a disfrutar. Si lo hacéis repertiréis seguro. Yo ya lo he hecho dos veces y creo que en la próxima añadiré algo de harina integral a ver que tal.

Tarta cumpleaños

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta semana tampoco he trabajado. Hoy os traigo la tarta de cumpleaños que le hicimos a mi hija pequeña.

Claro, no he trabajado esta semana, porque la tarta nos dió bastante trabajo. Y digo nos dió, porque en esta ocasión yo hice de pinche y la mayor parte del trabajo la hizo mi hija mayor.

El bizcocho es igual que el que hice para la “Tarta Patín“, en este caso le pusimos nata por dentro y esta vez, la decoración es con fondant. La cobertura la estiré finita, finita porque el fondant grueso me resulta muy pesado.

Bueno, la tarta no sólo era preciosa sino que también estaba riquísima y sobre todo, la cara que puso mi hija al verla no tiene precio.

Empanada de morcilla, manzana y pimientos

empanada-morcilla

Esta pedazo de empanada que véis aquí, no es mía, es de mi compañera Carmen, que es una cocinera excepcional y a la que también le ha picado el gusanillo del pan. Así que hoy no trabajo, os dejo su entrada para que disfrutéis.

Lo primero decir que estoy encantada en hacer esta pequeña colaboración en el blog de mi compañera Margarita.

Esta empanada la puedes rellenar de cualquier producto que tengas por casa pero este relleno en concreto la primera vez que lo probé (mi amiga Elena la trajo para una comida entre amigos) quede gratamente sorprendida porque, aunque no lo parezca  por los productos que contiene, la empanada queda con un sabor definido aunque a la vez delicado.

Espero que os guste.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 50 gr. de agua.
  • 50 gr. de aceite.
  • 50 gr. de vino blanco.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de mantequilla o manteca de cerdo.
  • 1 nuez de levadura prensada ( fresca ).
  • 1 cucharadita de sal.
  • 450 gr. de harina aproximadamente.

Para el relleno:

  • 2 morcillas de arroz de tipo Burgos.
  • 2 huevos.
  • 1 manzana grande.
  • 2 pimientos rojos asados.

Preparación:

Preparamos primero el relleno para que de tiempo a que se enfríe de la siguiente manera:

Se quita la piel de las morcillas y se rehoga en una sartén con un puñado de piñones y los dos huevos batidos. El revuelto debe quedar muy blando y se deja enfriar.

Mientras preparamos la masa.

Se templan los líquidos 30 segundos en el microondas (debe quedar cálido al tacto), se añade el huevo, la sal y la levadura y una vez mezclado bien se va añadiendo la harina. Cuando la masa ya está manejable se extiende sobre la mesa salpicada de harina y se amasa hasta que quede lisa.

Se divide la masa en dos partes; estirando muy fina con el rodillo,  primero la parte de abajo, se pone en una bandeja previamente cubierta de mantequilla y enharinada y se rellena. El relleno aquí explicado es una propuesta, se puede rellenar con lo que más guste.

Se pone una capa del revuelto, encima una manzana cortada en finas láminas (yo he utilizado diferentes manzanas y han quedado igual de bien, por lo que utiliza la manzana que os guste). El relleno debe quedar cubierto por la manzana, por lo que si es pequeña será más de una y encima pimientos rojos asados.

IMG_0314

Se estira el resto de la masa con el rodillo, igualmente muy fino y se cubre la empanada. Se recorta por los laterales y se cierra bien para que no se abra en la cocción. Se debe dejar una chimenea para que “respire” la empanada o bien con un tenedor hacer pequeñas incisiones en la cubierta (yo en este caso opté por la segunda opción).

Con la masa que sobra puedes hacer algunos adornos, queda bonito un pequeño enrejado, pero dado que estamos a principios de año, pues el mensaje estaba claro.

IMG_0316

Precalentar el horno a 200º C . Pincelar la  superficie con huevo batido para que coja un bonito color dorado. Hornear  unos 30 minutos. Y a disfrutar.

Cupcakes de naranja con buttercream de leche condensada

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sí, ya sé que me vais a decir ¿ pero esto no iba de pan ? ¿ otra que ha caído en la fiebre de los cupcakes ?. Bueno, pues un poco de todo, por un lado, ya hacía tartas, madalenas y de más antes de hacer pan, por tanto la repostería ya era mi afición desde hace tiempo, por otro lado, a mis hijas les ha dado por todos los programas sobre cupcakes que ponen y se han empeñado en que teníamos que hacerlos.

La verdad es que estoy muy orgullosa, porque francamente, yo pensé que lo de la decoración, que siempre que lo ves parece super fácil, nos iba a quedar un churro, y para ser la primera vez, creo que nos ha quedado fenomenal. Además lo de la buttercream creí que sería muy pesado, pero no, queda rico y suave.

Los cupcakes son unos bizcochitos de naranja muy ligeros hechos con claras que encontré en internet ( no recuerdo en que blog, lo siento ) un día que tenía exceso de claras ( ahora tengo exceso de yemas ) y la buttercream apareció un día en uno de los programas de “Cupcakemaniacs” ( pero tampoco recuerdo en cual ).

Vamos con la receta:

Ingredientes:

Para los bizcochitos:

  • 300 grs. claras (son unos 9 huevos, yo puse 10 porque eran muy pequeños).
  • 230 grs. harina.
  • 16 grs. levadura química.
  • Una pizca de sal
  • 100 grs. aceite de girasol
  • 150 grs. zumo de naranja
  • 180 grs. azúcar
  • 1 cucharada de polvo de naranja ( o la ralladura de una naranja).
  • 1 cucharadita de agua de azahar.

Para la buttercream:

  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250 gr. de azúcar glass.
  • 6 cucharadas soperas de leche condensada.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • Colorante alimentario ( en este caso verde ).
  • Un poco de fondant, azúcar coloreado y otras cosilla para la decoración.

Preparación:

Para los bizcochitos:

Batir el aceite con el azúcar y la ralladura de naranja. Incorporar el zumo de naranja y el agua de azahar. Mezcla la harina y la levadura y tamizarla sobre la mezcla anterior. Batir hasta que la mezcla esté cremosa.
Batir las claras a punto de nieve y mezclarlas con el resto de la preparación con la ayuda de una espátula de silicona.
Poner los papelillos en una bandeja para madalenas y verter la mezcla. Hornearlos a 160 grados durante 20 minutos, hasta que al introducirlos con un palillo de madera éste salga limpio.
Dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Para la buttercream:

Batir la mantequilla con el azúcar glass durante unos 5 minutos hasta que la mezcla esté cremosa. Añadir la leche condensada y la vainilla y continuar batiendo hasta que esté de nuevo cremoso y suave.

Untar los bizcochitos ligeramente con la crema. Poner el resto  en una manga pastelera con una boquilla de estrella. Para hacer que quede como una “rosa”, hacer una espiral desde el centro hacia afuera y para hacer “arbolito”, de fuera hacia adentro. La otra decoración que hay es haciendo estrellitas pequeñas para cubrir todo el bizcochito. Añadir azúcar coloreado, granillos de colores o lo que tengáis para decorar. Mis hijas hicieron también unas mariposas con un poco de fondant que teníamos.

Aquí dejo un detalle de unos cuantos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA