Pan Naan

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De nuevo un  reto  de  “Bake the world“. En este caso, se trata de nuevo de pan plano típico de Asia. El original se hornea en un horno tandoori que obviamente no tenemos, así que se puede hacer en el horno o en la plancha. Después de hornearlos ser untan con ghee que es una especie de mantequilla clarificada, que tampoco tenía, así que usé mantequilla normal.

Hice tres untándolos antes de meterlos en el horno ( dos se ven a la derecha de la foto) y quedaron más planos y crujientes, pero nos gustaron menos. Los otros quedaron abultaditos y se podían abrir para rellenar.

 La receta la he cogido de una de las sugerencias que nos hacían las chicas de “Bake the world” . Es de la colaboración que hace Dan Lepard en “The Guardian” con alguna modificación. No es la receta clásica con yogur, sino que lleva leche de coco ( la verdad es que no se nota mucho el sabor a coco ).

Vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 550 gr. de harina panadera.
  • 200 ml. de agua templada.
  • 200 ml. de leche de coco.
  • 20 gr. de levadura fresca.
  • 2 cucharaditas de sal.

Preparación:

Poner la harina en un bowl y desmenuzar la levadura. Añadir la sal, el agua y la leche de coco e integrarlo todo. Dejar reposar 10 minutos dentro del bowl.

Untar con aceite la mesa de trabajo y volcar la masa. Amasar brevemente, dándole unos plegados y devolver al bowl aceitado. Dejar reposar 1 hora.

Precalentar el horno a 230º C con la bandeja dentro para que se caliente.

Volcar la masa sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada y dividir en porciones de 90 gr. ( si se quiere se pueden hacer más grandes ). Formar bolas y dejar reposar 20 minutos. Estirar con un rodillo, espolvoreando la mesa y las bolas con harina para que no se nos pegue ( pero sin pasarnos ). Poner las tortas en el horno y dejar 8 minutos en una posición intermedia ( yo lo pongo en el segundo rail ) y luego unos 3 minutos un poco más arriba para que queden tostaditas.

Sacar del horno y untar con la mantequilla. Rellenos de queso o para acompañar una salsita están deliciosos.

 

Anuncios

Tunnbröd o Pan Polar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hace ahora un año, me uní a los retos panaderos del blog “Bake the World” . Cada mes, las amigas del blog nos proponen un reto para hacer un pan de alguna parte del mundo, dándonos ideas de la receta y animándonos a realizar nuestra propuesta del pan elegido.

En este mes de septiembre nos han propuesto un pan sueco. En mayo hice un curso de panes suecos con Ibán Yarza e hicimos un pan muy parecido a este pero crujiente (knäckebröd). Este queda un poco gordito y blandito. Se hace relativamente rápido porque sólo tiene una fermentación y se cuece a la plancha. Y lo mejor, el olorcito que se queda en la cocina gracias a las semillas de hinojo y anís que lleva. Como dicen siempre los cocineros de la tele,  es una lástima que el olor no se pueda transmitir a través del ordenador, porque es espectacular.

De las recetas que nos propusieron con el reto yo he elegido la de la página “Weekend Bakery” 

Vamos con la receta.

Ingredientes ( para unas 8 tortas ):

  • 325 gr. de harina panadera.
  • 125 gr. de harina de centeno integral.
  • 200 gr. de agua templada.
  • 60 gr. de creme fraîche o yogurt cremoso.
  • 20 gr. de miel.
  • 7 gr. de sal.
  • 21 gr. de levadura fresca.
  • 1 cucharada de semillas de hinojo.
  • 1 cucharada de semillas de anís.

Preparación:

En un bol, mezclar las harinas y la levadura desmenuzándola con los dedos. Añadir la sal, el hinojo y el anís. Añadir la miel y la mayor parte del agua. Mezclar hasta que la masa empiece a cohesionarse, agregar la crema de leche o yogur y seguir mezclando. Añadir el resto del agua. Volcar sobre la mesa, la masa queda ligeramente pegajosa pero al amasar se nos irá despegando y quedando suave y lisa.

Poner la masa en un recipiente engrasado con un poco de aceite, tapar y dejar reposar durante 1 hora en un lugar cálido. Yo la dejé toda la noche en la nevera.

Dividir la masa en 8 partes iguales ( unos 90-95 gr ), formar bolas y cubrir durante 15 minutos. Precalentar una sartén o plancha a fuego medio, antes de poner el primer pan.
Dar forma a la primera bola, haciendo un disco plano. Yo lo hice con las manos, formando un círculo un poco gordito. Con un tenedor, hacer unos pequeños agujeros en el pan y colocarlo en la sartén precalentada sin nada de grasa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cocer durante 2 minutos, dar la vuelta  y dejar otros 2 minutos. Vigilar y  ajustar el calor si es necesario. Sacar el pan de la sartén y envolver en un paño de cocina, para mantenerlo calentito. Repetir el mismo proceso con el resto de las bolas de masa.

Como os digo, el olor que despiden las semillas es increíble y el sabor es delicioso. Yo lo comí con una pasta de atún y tomate y con queso cremoso y miel. Con ambas cosas estaba delicioso. Eso sí, la próxima vez las haré un poco más gorditas porque me costó abrirlas por la mitad.

Talos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando se publique esta entrada espero estar en San Sebastián ( Donostia ) y por eso se me ocurrió que este pan era muy adecuado.

El talo es un pan tradicional del País Vasco, hecho con harina de maíz. Parece muy facilito, sólo tiene harina, sal y agua, pero esta es la cuarta vez que los hago y hasta ahora no estaba satisfecha. Unas veces estaban muy secos y se quebraban, otras veces muy húmedos y no había quién los aplanara, en fin, un fracaso. Pero esta vez, me apañé más o menos para formarlos bien, parece que dí con el punto de hidratación y los guardé en un paño al sacarlos,  parece que todo cuadró.

Otra dificultad fue encontrar la harina de maíz. Aunque una vez los hice con una que se encuentra en el super como harina “Pan” para arepas, pero es precocida y no me gusto mucho como quedaba.  En otra ocasió la compré en un herbolario, en esta ocasión la compré en Galicia en una tienda de productos tradicionales.

Vamos con la receta fácil, fácil.

Ingredientes:

  • 100 gr. de harina de maíz.
  • 95 ml. de agua.
  • Una pizca de sal.

Preparación:

Mezclar la harina con la sal. Calentar el agua y mezclarla con la harina, remover y mezclar con las manos, intentando no quemarnos. No hace falta amasar mucho, una vez que toda la harina esté húmeda, hacer una bola y dejar reposar una hora.

Hacer 4 bolas, enharinar la superficie de trabajo ( con harina de trigo ) y nuestras manos, generosamente. Ir aplastando poco a poco, primero entre las manos y luego sobre la mesa hasta hacer una tortita lo más fina que podamos sin que se nos rompa. La harina de maíz no es muy manejable así que paciencia.

Calentar una plancha, vaporizar con aceite y echar las tortas. Tostarlas un poco por cada lado y retirarlas a un paño para mantenerlas calientes según vamos haciendo las siguientes.

Acompañar con chistorra ( si ó si, el resto de cosas no valen ).

Focaccia tomatera

Bueno, ya estoy de vuelta de las vacaciones. No he cumplido con mi entrada semanal, porque ya llevo en casa dos semanas, pero entre el bajón de volver al trabajo y el calor que hace, no tenía ánimos para amasar y hornear.

Peeero, los tomates cherry han madurado y las tomateras mandan. Si hay tomates, hay focaccia.

Hace un par de años, mi vecino puso una tomatera en su patio que acabó con unas cuantas ramas en el mío. Cayeron tomatitos cherry y desde entonces tenemos tomates cherry cada año. Son muy agradecidos, porque no me molesto en plantarlos, con los que se caen ellos solitos salen al año siguiente.

La verdad es que las tres tomateras que dejamos, dan un montón de tomates y tanta ensalada cansa. Se me ocurrió que en una focaccia tenía que estar de miedo, así que me puse manos a la obra. Busqué en mis libros y encontré una receta estupenda en “El Aprendiz de panadero” de Peter Reinhart.  Aquí os pongo la receta y los pasos, que no son exactamente los del libro, aunque no me desvío mucho.

Ingredientes:

  • 640 gr. de harina de panadería.
  • 14 gr. de sal.
  • 18 gr. de levadura fresca.
  • 90 ml. de aceite de oliva.
  • 480 ml. de agua.
  • 1/2 taza de aceite con hierbas ( tomillo, orégano y albahaca).
  • Aceitunas negras ( a ojo, más o menos media lata, se me olvidó pesarlas ).
  • Tomatitos cherry ( también a ojo y partidos por la mitad ).

Preparación:

Mezclar la harina, la levadura, desmenuzándola con los dedos y la sal. Añadir el aceite y el agua y con ayuda de la rasqueta amasar mezclando todos los ingredientes como si nuestra mano fuera un gancho, dando vueltas al bol con la otra mano durante 3-5 minutos. La masa es muy, muy húmeda y nos queda una pasta pegajosa.

Echar harina generosamente sobre la mesa y volcar la masa. Formar un rectángulo, espolvorearla de harina y dejar reposar 5 minutos. Pasado este tiempo, con las manos enharinadas, coger uno de los extremos ( lado derecho por ejemplo ), estirar y doblar como si fuera una carta. Luego con el otro extremo. Vaporizar la superficie con aceite, enharinar y cubrir con film de cocina. Dejar reposar 30 minutos.

Pasado este tiempo, destapar, volver a enharinarse las manos y volver a estirar y doblar, esta vez los lados que quedan frente a nosotros. Nos quedará como un cuadrado. Volver a vaporizar, enharinar tapar y a reposar otros 30 minutos.

Repetir una vez más y dejar reposar una hora.

Pasado este tiempo, forrar una bandeja de horno con papel de hornear y rociarlo con aceite. Despegar la masa de la mesa con ayuda de la rasqueta y colocarla en la bandeja. Este es el paso que más cuesta, en mi opinión, porque aunque la masa ha cogido tensión, es blandita y escurridiza. La tapamos con film y la metemos en la nevera toda la noche. La masa puede estar en la nevera hasta tres días ( la primera vez que la hice estuvo dos ).

Por otro lado mezclamos las hierbas con la 1/2 taza de aceite, para tenerlo listo al día siguiente.

Sacar la masa de la nevera y la dejamos atemperar una 1/2 hora, con el calor que hace es suficiente. Untar el aceite con las hierbas encima e ir estirando y apretando con los dedos, sacándole un poco el aire a la masa y procurando que ocupe toda la bandeja.

Colocar las aceitunas y los tomates con generosidad. Tened en cuenta que aunque parezcan muchos, cuando crece la masa no parecen tantos. Dejamos reposar entre 2 1/2 horas y 3.

Colocamos los tomates

Colocamos los tomates y las aceitunas

Precalentar el horno a 230º C.

Introducir la focaccia 10 minutos y pasado este tiempo bajar el horno a 180º C. Mantener otros 10 minutos. Esta vez, pasado este tiempo estaba un poco pálida, así que ha subí un poco en el horno y la dejé otros 5 minutos para que se tostara un poco.

Este es el resultado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los tropezones quedaron bien incrustaditos. El trozo de al lado nos lo comimos con los tomatitos que habían sobrado. Riquíiiiiiisimo.

Hasta la próxima.